Objetivos

el . Publicado en Desarrollo Local

  1. Reducir la desigualdad y la discriminación social y cultural. Modificar las condiciones que restringen el acceso a la formación de las personas, el acceso a condiciones de salud adecuadas para su desarrollo integral, facilitar el acercamiento al conocimiento científico y a la producción y demanda de bienes culturales; así como al conocimiento y apropiación de valores culturales que les permitan asumir diversos roles, sin recibir presiones o amenazas, ni ser discriminados por sus identidades de géneros, religión, política, personas en condición de discapacidad, adscripción étnica o cultural. 

  2. Reducir formas de discriminación asociadas a condiciones étnicas, culturales, de género y orientación sexual. Relevar los principios de igualdad, equidad y diversidad como derroteros de las acciones de la administración local, centrada en el bienestar de las personas como titulares de derechos y obligaciones; con énfasis en la no discriminación y la no exclusión considerando la realización de los derechos como un imperativo ético y legal.
    Con la apropiación, participación y decisión social y política de las mujeres, grupos étnicos, las personas de los sectores LGBTI, las personas en condición de discapacidad y en general de los grupos poblacionales discriminados y segregados, disminuyendo y combatiendo toda forma de violencia contra las mujeres, los niños, las niñas y las y los adolescentes de modo que se avance hacia la equidad e igualdad de oportunidades.

  3. Propender la defensa, protección y restablecimiento de los Derechos Humanos de los distintos grupos vulnerables. Reconocer y buscar propender por el ejercicio, restablecimiento y reparación de los derechos a toda la ciudadanía, con programas que permitan reducir las condiciones estructurales de segregación y discriminación; y estrategias que contribuyan a identificar o contrarrestar factores que desencadenen o favorezcan las situaciones de violación de los Derechos Humanos imposibilitando su ejercicio pleno.

  4. Construir un territorio que garantice el acceso equitativo a la localidad. El establecimiento de redes estructurantes – acueducto y alcantarillado, malla vial, los equipamientos educativos, de salud, culturales, deportivos y administrativos, y propendiendo por la permanencia de los habitantes, deben contribuir con la búsqueda de la permanencia de los actuales habitantes de la localidad y con la reducción de la segregación, facilitando el acceso a toda la población sin importar sus niveles de ingreso, la ubicación de su residencia, su edad, condición física o su identidad de género.